sábado, 10 de mayo de 2014

La Isla de las Muñecas.

Las muñecas, juguetes e incluso amuletos que representan y marcan la infancia de miles de niñas en todo el mundo. Pero al igual que representan cosas positivas para muchos, tienen un lado oculto y oscuro para otros. Muchísimas personas sufren de terror y pánico a las muñecas, ya sea por su forma tan similar a una niña humana como por ese temor que transmiten algunas al estar en una estantería, mirándote fijamente mientras mantienen una fría pero muy viva sonrisa en su boca. Para muchos este miedo es ilógico pero la historia que estás a punto de leer es tan perturbadora que te hará comprender el pavor de muchas personas hacia las muñecas.

La Isla de las muñecas.
Dentro de la ciudad de México D.F, en medio de de tantas construcciones, edificios y carreteras hay un espacio natural muy grande por donde pasan canales de agua y hay varios islotes enormes flotando en ellos, este lugar es el espacio natural de Xochimilco. Xochimilco está compuesta por numerosas islas pero hay una isla que destaca de las demás, una de las islas más macabras de México y más perturbadora del mundo, la isla de las muñecas.
En la década de los cincuenta un hombre llamado Julián Santana fundó esta isla. Julián vivía junto con su mujer y su hija ahí y se dedicaba a la agricultura y cosecha de hortalizas y frutas.
Un día de 1959 la esposa de Julián lavaba la ropa a orillas del río de la isla, tenía atada en la espalda  a su hija. La mujer de Julián se agachó a agarrar una prenda de ropa que se estaba escapando por la corriente del río, al agacharse su hija cayó al agua y la corriente la arrastró, Julián y su esposa nunca encontraron a su pequeña.
Evidentemente la niña murió ahogada y para Julián fue algo tan perturbador, que su hija muriera ahoga, que la gente de esa región que lo conocía cuenta que jamás pudo superarlo. A partir de estos hechos tanto Julián y la isla sufrieron un cambio bizarro.
Julián esperanzado de encontrar algún a su hija en la orilla del río empezó a recolectar y colgar en los arboles de toda la isla a todas las muñecas que se iba encontrando, desde muñecas viejas y estropeadas que se encontraba en los canales y basureros hasta muñecas que, tal vez por lástima, la gente de la región le regalaba. Julián colgó muñecas por todas los arboles y ramas de la isla en ofrenda a su hija perdida, al no aparecer la pequeña y asimilar que había muerto empezó a colgarlas por tributo a ella. Julián estuvo colgando muñecas desde 1959 hasta el año 2001, año en que murió de forma muy extraña y en el mismo lugar donde cayó su hija al agua, los habitantes de la región lo encontraron ahí flotando. A día de hoy la isla está compuesta por 3.500 muñecas, muñecas de aspecto muy deteriorado y muchas de ellas no tienen ojos ni piernas.
La energía que encierra esta isla es muy especial y escalofriante, muchos visitantes a la isla han afirmado ver como las muñecas han pestañeado o movido sus extremidades. Lo más perturbador es la ley oficial de la isla, una ley que dicta que ninguna muñeca puede ser tocada ni mucho menos ser sacada de allí, de no cumplir esta ley las consecuencias pueden ser desde una experiencia paranormal hasta una experiencia mortal.
Hace dos años unos jóvenes se llevaron una muñeca de la isla, nada más subir en le coche,arrancarlo y avanzar unos metros chocaron contra un gran camión, el accidente fue mortal para los jóvenes. Así como esta, hay muchas anécdotas que han acabado de manera muy mala por tan solo tocar las muñecas.

                                    

La isla de las muñecas es la isla más macabra del planeta y en cada una de sus muñecas esconde una energía especial por todos los hechos sucedidos ahí. Puedes investigar más sobre esta isla si lo deseas
Si te gustó la publicación por favor síguenos en Twitter y comparte nuestras publicaciones, nos ayudarías a mucho a continuar trabajando y a progresar con el blog, si tienes alguna historia, relato o vídeo comunícate con nosotros por nuestro correo electrónico.
Twitter: @Ccuarto_oscuro
Correo: cuartoscuro@outlook.es

Recorrido por la isla de las muñecas de turistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario